Cada año la ciudad se engalana para rendir homenaje a su querida patrona con una fiesta llena de vida en Corella.